miércoles, 30 de enero de 2008

ATARDECER EN ACAPULCO

R.G. "Atardecer en Acapulco". 1945

Cuando llegué a México estaba muy destrozado y me costó mucho volver a pintar, no me podía concentrar y, además, recibir toda esa naturaleza completamente distinta, demasiado espectacular para mí.[.....] Cuando tuve cierta independencia económica me iba, por ejemplo a Acapulco; después, cuando empezaron con esos grandes hoteles y todo eso, ya no. Pero en el cuarenta, cuando me asomé por primera vez, era un pueblecito de pescadores; ese primer Acapulco que ví me gustó muchísimo, lo encontré un paraíso..., pero excesivo para vivir.

(De la entrevista con Elena Aub, en "Ramón Gaya de viva voz" Ed. Pre-textos)

1 comentario:

Anónimo dijo...

gracias ramon gaya por volver a pintar