domingo, 12 de diciembre de 2010

HOMENAJE DEL TALLER MARTÍN PESCADOR


Con motivo del centenario del nacimiento de Ramón Gaya, el Taller Martín Pescador, de Michoacán (México), ha editado una hoja en tamaño dinA3 con los cuatro sonetos "Del Pintar". La tirada ha sido de 100 ejemplares.




Los datos técnicos son los siguientes: Letra de encabezado: Ratdolt, diseñado por Víctor Hammer. La del texto es Bembo de 16 puntos, originalmente cortado para Aldo Manucio. La fecha final es Dante de 24 puntos. El papel utilizado es Libro DePonte, hecho por Pascuale DePonte en México, con fibra de algodón. Se imprimió en una prensa de Mano Washington, número de serie 1639, (c. 1835). La tinta es Daniel Smith Lithographic Crayon Black, No. 58.




SOBRE EL EDITOR JUAN PASCOE

Una de las editoriales más significativas de la época y la única que se mantiene activa hasta la fecha es el Taller Martín Pescador. Fundada por Juan Pascoe, quien aprendió su oficio como ayudante de Harry Duncan en la Cumington Press, establecida en West Branch, Iowa. Cuando Pascoe se mudó a la Ciudad de México a mediados de los años setenta montó una imprenta de libros hechos a mano a la que originalmente nombró Imprenta Rascuache. Más adelante, a sugerencia de Roberto Bolaño, Pascoe le cambió el nombre por el de Taller Martín Pescador. De pronto el número 101 de la calle Leonardo Da Vinci en el barrio de Mixcoac, donde estaba ubicado el Taller, se convirtió en el cuartel general de un numeroso grupo de artistas y poetas.

Alfredo Cabildo Salomón. De: "La generación de poetas del Taller Martín Pescador".
Texto completo.


Juan Pascoe en su taller de Michoacán.

La obsesión por comprender cómo se traban entre sí los rasgos mínimos de la escritura y el espacio general del libro en que aparecen (y la obsesión por ver esa trabazón como imagen de un mundo entero, de todo un mundo) ha marcado la vida de Juan Pascoe. Primero desde el arte de la tipografía, en cuanto impresor; pero luego, además, desde la filología, en cuanto investigador de las primeras obras tipográficas de México. Pero he dicho además, y ese además es importante: implica que Pascoe no sólo practica de bulto el arte sobre el que reflexiona (como los cabalistas, cuyas meditaciones sobre la Creación resultan en pequeñas creaciones) sino que nos deja entrever que esa trabazón entre la teoría y la práctica tipográficas resulta en algo más vasto y difícil de definir: una obra quizá, y quizá un destino.

Francisco Segovia. De: "Filología Cabal(ística): La tipografía en Juan Pascoe".

Texto completo.


Juan Pascoe en Tlacotalpan. Febrero 2010. Foto: JB

1 comentario:

ucronia dijo...

No cabe duda que Juan Nicanor Pascoe, es un personaje:
...que mantiene viva la tradición
de los viejos tipos del español
y los vuelve libros
en su taller Martín Pescador...
fragmento del Son Pascoe

... y que buena foto le tomé en una de mis visitas al taller.
Gabriel Aguilar Ramírez