viernes, 2 de octubre de 2015

EL REFLEJO EN EL AGUA

La fuente, 1942.

El reflejo en el agua no es nunca una copia, sino algo directo y original; esa imagen de una realidad boca abajo que ofrece el agua, no repite tontamente las cosas que están arriba, en pie, inmersas en el aire; nos muestra un rostro suyo que no es más que suyo, único, absolutamente inédito.

R.G. Anotaciones del Tevere. Roma, 1979.