viernes, 8 de enero de 2016

CREACIÓN, RELIGIÓN Y FILOSOFÍA


Homenaje al Entierro, 1991. 

El arte no es religión, pero nos llega de ese mismo lugar profundo y oscuro como un pozo, del cual nos llega la religión -no lo divino, puesto que lo divino nos llega siempre de arriba, de la claridad de arriba-; el arte viene de donde viene el impulso religioso, el don religioso, es decir, la sed; el arte creador nos llega de muy lejos y de muy abajo, como de un abismo, pero no de un abismo de caer en él, sino un abismo de nacer de él; de allí debió de venir también la filosofía: otra hermana, otra agua. 

R.G., Naturalidad del arte y artificialidad de la crítica, 1996.