jueves, 10 de febrero de 2011

COSTUMBRE




































A Ramón le encantaba sentarse en los cafés y mirar a la gente pasar. Ahí sigue.

2 comentarios:

Bernardinas dijo...

Qué bueno. Es mucho más que una buena idea. En slideshow queda estupendo. El pie de fotos, insuperable.

Anónimo dijo...

Gracias Antonio. Iba sólo -solo- a recoger gráficamente estos carteles de Ramón Gaya que han puesto por varios sitios en la ciudad, pero cuando vi su mirada -aquella mirada- y a la gente pasar, me acordé de aquellas tardes pasadas con él, sentados en cafeterías, mirando a la gentes -las gentes, como decía siempre-.

Un abrazo: JB