viernes, 25 de mayo de 2012

EL ESQUEMA Y LA ESENCIA

Ramón Gaya junto al castillo de Picasso en Aix en Provence. 1995. Foto: JB


Confundir “esquema” con “esencia” es, quizá, el traspié más grande y más grave que ha dado la pintura de estos setenta años. Aparte de la catástrofe de fondo que representa haber caído en una equivocación de esas proporciones, resulta también muy patético, tratándose de una pintura que aspiraba -como jamás desde Leonardo-, a lo consciente, a lo inteligente, a lo “mentale”.

El esquema es siempre una reducción, una frívola y mísera abreviatura, un empobrecimiento, mientras que la esencia de algo es su riqueza máxima, su... totalidad: en la esencia no falta nada, en el esquema todo, o casi todo; en el esquema falta, precisamente, lo esencial.
 
Ramón Gaya. De "Anotaciones para un posible homenaje a Cézanne" París. 1978.



1 comentario:

Enrique García-Máiquez dijo...

Un texto —perdonadme lo esquemático— esencial. Muchísimas gracias, como siempre.