viernes, 21 de febrero de 2014

LA SAMARITANA


 Ramón Gaya. Detalle de "La Samaritana". 1960.

R.G. En fin, encuentro que tengo unas ideas muy diferentes de lo que se ha estilado, pero no me gusta esta soledad en que he vivido... No: yo no tenía esa vocación. Yo tenía vocación de ser "verdadero", "auténtico", y ha sido por eso por lo que he tenido que "apencar" con esa soledad. También tengo, desde hace varios años, la preocupación, la intención de volver al "cuadro de tema" precisamente. Intentarlo con modestia, porque hoy no se puede volver con todas las consecuencias. La pintura se ha empobrecido con el abandono de los temas clásicos, al no sentir los pintores de hoy el compromiso que tuvieron nuestros antecesores: Tiziano, Rembrandt, Velázquez, Goya... No haber continuado ese camino ha sido una cobardía de la pintura actual, llamada moderna. Cuando digo moderna quiero decir Cézanne, Van Gogh, Picasso. Eso es lo que me parece "pintura moderna". Ellos han dado un paso muy sincero y con muchísima fuerza... Pero sí, no me parece que se hayan atrevido.

Ramón Gaya. De una entrevista concedida a Juan Luis López Precioso. (ABC) 1995


 Ramón Gaya. "La Samaritana". 1960.