viernes, 25 de abril de 2014

CUBISMO

La taza. Homenaje a Picasso cubista, 1998.

Es cierto que al cubismo, aunque noble, le faltaba... el aire, y la luz, pero llegaba en nuestra ayuda como una rigurosa disciplina de paso, de tránsito. El cubismo venía a devolvernos el cuadro, es más, la Pintura, aunque eso sí, en una versión un tanto simple, geométrica, esquelética. 

R.G. Retales de un diario, 1957.