viernes, 27 de mayo de 2016

NIGEL DENNIS Y RAMÓN GAYA

  
R.G. y Nigel Dennis en el estudio de la plaza de París (Madrid)

Hace poco más de tres años que nos dejó Nigel Dennis. Hispanista y gran amigo de Ramón Gaya que recordamos por su importante labor en la difusión y análisis de la figura artística de Gaya, por sus entrevistas, sus publicaciones... en definitiva a su persona, a quien definía Andrés Trapiello como "intelectual, humano y personal".


Decía Ramón Gaya "A la soledad, vista de tal o cual manera, la necesitamos todos sin remedio. [...] está ahí, sin más, quieta, fija, fidelísima, sordomuda, permitiéndonos ser nosotros". En 2010, coincidiendo con el centenario del pintor, se publicó  "RAMÓN GAYA: El TALLER DE LA SOLEDAD", un libro de Nigel Dennis que recogía muchos de los análisis que el hispanista había escrito sobre Ramón, también incluiría parte de las entrevistas que le realizó durante sus años de amistad. 

Con motivo de ello, compartimos hoy una de la reflexiones de Nigel sobre Ramón de 1984: 

"Desde que tropecé con el pensamiento de Ramón Gaya lo he ido persiguiendo: leyéndolo, viéndolo (intentando verlo, mejor dicho), escuchándolo... Llegué a creer, entre ingenuo y testarudo, que el misterio estaba en su casa, aconchado -como diría Lope- en un rincón, escondido en alguna carpeta de papeles, aposentado en algún cuadro (de esos que no ha visto el público). [...] Y comprendí, al final, que el misterio no estaba en ninguna parte, o mejor dicho, que estaba en todas partes (en ese cristal, en esa tela, en ese jarro...), y que Ramón Gaya convivía con él tranquilamente, sin pretensión, sin vanidad, con una aceptación natural. Es más: comprendí que en cierto sentido Ramón Gaya era ese misterio, que él lo encarnaba. Y ese misterio, claro está, no se explica a sí mismo, ni se deja llevar de una lado para otro".