viernes, 16 de diciembre de 2016

SOBRE LA PINTURA HOLANDESA

Homenaje a los dos grandes pintores holandeses, 1987

"La verdadera pintura, en Holanda, sólo hace su aparición por medio de Rembrandt, y no porque Rembrandt sea más grande, más absoluto -aunque esto sea verdad-, sino porque ha sido elegido por la Pintura; no para la pintura, sino por Ella. Ser elegido por la Pintura o, en cambio, para la pintura, es tan diferente como ser Velázquez o ser Ribera, ser Tiziano o ser Caravaggio, ser Rembrandt o ser Frans Hals. Ribera, Caravaggio y Frans Hals han sido dotados para ejercer la pintura, pero no han sido elegidos para serla; incluso me atreveré a decir que Frans Hals pinta mejor que el propio Rembrandt, sólo que la Pintura no está en él, no ya el espíritu o el genio, como se supone. En Holanda, Rembrandt y Van Gogh son los dos pobres elegidos".


Este fragmento de Ramón está seleccionado de su texto "Holanda y sus tres pintores" escrito en el año 1957. Un año más tarde, Ramón escribía a su amigo Tomás Segovia  para contarle, entre otras cosas, su viaje a Holanda, sobre las exposiciones que allí había visitado, describiéndolo como algo maravilloso. Ramón le decía que se quedaba mudo de pensar en los dibujos de Rembrandt porque, en verdad, mientras los tuvo frente a él, no pudo callarse, tanto que se descubrió hablando sólo mientras los admiraba. Junto a Velázquez y Tiziano, Rembrandt fue de los creadores más admirados por Ramón, así se recoge en sus diarios y cartas a sus amigos, ambas publicaciones de la Editorial Pre-textos.