viernes, 20 de enero de 2017

CON GRAN PUREZA DE SENTIMIENTO


Mª Luisa Capella, Tomás Segovia y Ramón Gaya en Roma. h.1991


"Hoy estamos aquí ante un poeta con una gran pureza de sentimiento: principio fijo del arte grande. Entremos hasta el centro de esos poemas, pero quizá sin escucharlos todavía, porque aún no tienen voz, sino sentir, un sentir propio, un sentir original, una riqueza muda. Porque, en arte, lo último es el verbo".

Este fragmento de Ramón Gaya está extraído de la presentación que realizó de Tomás Segovia, en México, en el año 1949, cuando por primera vez, el poeta leía sus poemas. Desde que convivieran en el exilio republicano, su amistad duraría para siempre. Hoy le recordamos y resaltamos su figura de poeta verdadero, un escritor que, en el año 1964,  le decía a Ramón en una carta: "Ahora ya es otra cosa. Estoy volviendo a escribir, y por primera vez (con el "más o menos" en que siempre se dan estas cosas, claro) creo que estoy venciendo al "talento". Quiero decir que por primera vez escribo lo que creo que debo escribir y me "sirve ("me salva"), sin preocuparme más de lo necesario por el resultado "exterior".