domingo, 19 de abril de 2009

AUROROS



LAZO QUE VUELVE
Los auroros


Adentrándonos en la huerta. Como si fuésemos hacia el fondo mismo de la noche. Como quien busca un corazón. Como si lo hubiésemos encontrado.

Una campana remueve el misterio en torno, rompe la espesura. Pero también los auroros son la espesura; se aprietan, y sus voces brotan como ríos o acequias. Yo aquí apoyado al tronco de una higuera como una bóveda cobijándome, como una pequeña noche envolviéndome, como una segunda noche más cerca, más próxima a mis hombros. Las voces brotando como grandes lirios del campo, como magnolias duras, como fuertes brazos. Las voces desprendiéndose de vosotros, hombres auroros, para colgarse en las ramas de este árbol encima, cayendo sobre mí las hojas como frutos de voz.

Sois como troncos salvajes, y vuestras voces, desprendidas ya, ya solas, no son vuestras, sino ellas mismas, igual que las plumas caídas de un pájaro ya no son ese pájaro, porque son belleza propia, belleza, belleza de nadie.
Hombres, hombres auroros, no sabéis quiénes sois, porque si lo supierais caeríais al suelo sin remedio.
Nosotros diremos siempre que nos pareció ver vuestra voz hundirse en la tierra al compás del amanecer.


Ramón Gaya. La Verdad, Letras y Artes, Murcia, 19-VII-1934



Get this widget | Track details | eSnips Social DNA

2 comentarios:

Tomás García Martínez dijo...

Impresionante la foto, el texto y el documento sonoro sobre auroros.

Angel dijo...

Rellenen este test por favor que es para un trabajo de investigacion sobre los auroros
http://sites.google.com/site/testsobreauroros/test
(pega la url arriba si no se abre el enlace)