viernes, 17 de febrero de 2012

ENTRE BRUJA Y SANTA


Anverso y reverso de la tarjeta postal escrita por Ramón Gaya a Salvador Moreno y enviada desde Roma, el día 23 de julio de 1956.


 Roma  23  julio  1956
No sé si te mandé ya esta foto desde París -está el cuadro, ahora, en el Louvre- pero nunca es tarde si la Marquesa es buena como esta. La foto, claro, no es ni sombra, pero con la técnica que adquiere uno viendo realidades y reproducciones, puedes hacer tus descuentos y, sobre todo, tus aumentos. Además, yo, el abajo firmante, certifica que se trata de un retrato excepcional. Tienes que eliminar toda la dureza pictórica, un tanto primitivesca, con que aparece en la foto, pues eso es culpa de los magníficos “Zeiss”, que, claro, para que puedan ser buenos, para demostrarlo, están siempre dispuestos a sacrificarlo todo, hasta lo que retratan. El cuadro es de una sencillez milagrosa. Imagina un fondo gris, un gris Goya, es decir, frío, perla; una falda negra absolutamente; un pelo negro; una mantilla (sin dibujos) blanca; unos guantes blancos, y un lazo en la cabeza rosa frío también; una cara implacable, españolísima, entre bruja y santa, y tendrás una aproximación. Como pintura es magistral, pero claro, sobrepasa lo pictórico. Es, como puedes ver, donación del Beistegui .
       La Peque y Gloria se van mañana; estuvieron, dentro de lo posible, discretas y cariñosas.
                Ramón