viernes, 14 de junio de 2013

PICASSO, UN CASO DE PODERÍO

Ramón Gaya. Detalle de "Pequeño homenaje a Picasso" 2001

Frente a Picasso había tres preguntas siempre: ¿es pintor?, ¿es artista?, ¿es sincero? Hoy frente a Picasso hay una sola respuesta: es el más grande caso de Poderío. Cada hombre viene con unas dotes y unos valores especiales para todo o aquello (Juan Ramón, para decir con palabras apasionadas y carnosas lo que escapa a los nombres; Falla, para revelarnos lo que tiene la música popular oculto dentro);  pero Picasso viene con unos valores sin qué ni dónde.
Picasso es un valor, pero su valor es una isla inhabitable; por eso han muerto él y su obra juntos, quedando en pie tan sólo sus virtudes, su valor genial, su gran poder, su Poderío. Lo que diferencia a Picasso de las demás figuras altas es que todos “son  esto o aquello genialmente”, mientras que él es sólo genio en principio y fin. ¿Está bien clara nuestra comprensión  del más traído  y llevado  de los españoles?

Ramón Gaya. De: "PICASSO, TRÉBOL DE CUATRO HOJAS". Madrid, 1934. O.C. Edt. PreTextos

Texto completo.

                                                                                  Ramón Gaya. "Pequeño homenaje a Picasso" 2001